BIZCOCHO DE CASTAÑAS.

 

 

Aquella noche clara de 1874 era perfecta para que la ”Santa Compaña” hiciera acto de presencia. Y así fue.

Por el viejo camino empedrado que venia  del monte al pueblo de Rubiana en Ourense  (Galicia) aparecieron varias luces blancas, que en su rastro de ánimas, purgaban las de aquellas que no podían estar en el cielo, debido a  pecados no confesados ni perdonados.

Era lo peor que le podía pasar a Manuel a sus  17 años. Ver la Santa Compaña  podía significar la muerte próxima y desde luego no era lo más recomendable. Cerró la contra de la ventana, apagó el candil y se puso a rezar a los pies de la cama por las ánimas en pena que pudiera haber cerca.

A la mañana siguiente, todavía con la imagen espectral de la Santa Compaña en la cabeza, tomó el camino hacia las viejas minas de Las Médulas donde debía recoger las castañas que habían quedado del día anterior. Aquellos 20 km que tenía que hacer a diario para conseguir 5 céntimos de peseta del Gobierno Provisional, eran la diferencia entre la pobreza y la miseria, cuya siguiente parada sería la muerte.

Los jornaleros tenían prohibido quedarse con alguna castaña (en Galicia en aquellos tiempos  era parte fundamental de la dieta) y dado que los alimentaban mal, siempre había oportunidad de comerse alguna mientras las recogían. Aquellos viejos y retorcidos castaños daban muchos y grandes frutos.

La noche comenzó a caer cuando Manuel estaba a medio camino de casa, cerca del Bosque da Folla y observó a lo lejos como se encaminaban hacia él unas luces en movimiento, que bien pudieran ser la innombrable Santa Compaña.

Un escalofrío recorrió su cuerpo y lo primero que pensó fue en esconderse dado el terror que sentía. Aprovechando una hondonada que había a la derecha se metió en ella, mientras rezaba de forma aturullada los padrenuestros y avemarías  que su mente le permitía recordar en ese momento. Tapado por los matorrales y esperando que pasara pronto aquella visión maldita, pudo escuchar como entre el sonido de los pasos, había voces humanas que se quejaban.

Aquello confundió a Manuel. ¿Pero es o no es la Santa Compaña? Mientras se decía esto, levantó la cabeza y pudo ver cómo las “almas en pena”, ya sin capucha, se sentaban a descansar y a beber mientras  reían. Uno de ellos  dijo malhumorado: “¡Estoy harto de hacer de la Santa Compaña! ¡A ver cuando les toca a los de Rubiana…!

Manuel, sin salir de su asombro, dijo por lo bajo en gallego :¡¡¡  Cagho-en-dios !!!

¡¡¡ Fillos de mala nai…!!!

 

 

 

BIZCOCHO DE CASTAÑAS.

 

Ingredientes :

170 gr. de harina de castañas ( se puede encontrar en Herbolarios y tiendas especializadas ).

70 gr. de azúcar Panela (azúcar moreno).

3 huevos tipo L.

100 gr. de leche fría.

60 gr. de aceite de oliva suave.

1 sobre de levadura en polvo (16 gr.)

IMG_20181027_180604_HDR

 

Para la decoración :

60 gr. de chocolate negro de cobertura.

1 cucharada de mantequilla (15 gr.)

60 gr. de choclate blanco de cobertura.

1 cucharada de mantequilla (15 gr.)

IMG_20181028_124023_HDR

 

Elaboración :

Pre calentar el horno a 180 grados.

Batir fuerte en batidora eléctrica los huevos con el azúcar, hasta que estén espumosos y compactos. El tiempo estimado son  unos diez minutos.

montaje 1

Añadir  el aceite y la leche poco a poco y combinando los dos. Remover de abajo a arriba con batidor de mano o a baja velocidad, si es en batidora de brazo.

montaje 2

 

A continuación añadir la harina de castañas  mezclada con el sobre de levadura. Esto debe hacerse mediante un colador y poco a poco. Remover de forma suave integrando la harina en la mezcla.

montaje 3

 

Verter en un molde de 20 cm  y cocer a 160 grados durante unos 35 minutos. Para saber si está, a partir de los veinte minutos se puede pinchar y comprobar que la aguja no sale manchada.

montaje 4

Al acabar, dejar unos diez minutos en el horno apagado y después fuera sobre rejilla tapado.

 

Preparación de la decoración.

 

Poner un cazo al baño María y colocar el chocolate negro con la mantequilla. Cuando hierba el agua apagar y remover la mezcla .

montaje 5

Decorar el bizcocho con lineas paralelas con una manga pastelera de punta fina.

IMG_20181028_130443_HDR

Seguir los mismos pasos para el chocolate blanco y hacer lineas cruzadas sobre el anterior dibujo hecho en el bizcocho.

 

IMG_20181028_134008_HDR

IMG_20181028_134531_HDR

IMG_20181028_134420_HDR

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s